X

Latest News

10 Mujeres que Marcaron al Paraguay

Hay personas que por su talento, por su carácter, por su impulso íntimo, y por su fuerza, han logrado dejar su huella en la historia de la humanidad. Han pasado años, siglos o milenios, y seguimos recordando sus actos, sus palabras, sus ejemplos.

 

En esta ocasión, queremos detenernos para hablar de las mujeres que hicieron una marca en la historia de nuestro país. Una tierra que en los últimos dos siglos afrontó la desolación de la guerra, acaparando la ruina de estos eventos, y que si logró salir adelante, y hoy marcha hacia un futuro prominente, es gracias a grandes mujeres, que desde el anonimato y en muchos casos, desde el silencio social, elevaron los estándares de vida de los sobrevivientes.

 

Algunas se elevaron en soledad, otras se unieron para sumar fuerzas, otras rozan lo mitológico, su único aspecto en común es que, aun siendo extranjeras, adoptaron la verdadera raza guaraní, esa que es capaz de brindarlo todo, con tal de lograr el objetivo. En esta ocasión solo elegimos a diez de ellas, que desde diferentes campos hicieron quiebres en la sociedad.

1 – La India Juliana.
Aunque no existen muchos datos acerca de su biografía, y hay quienes afirman que fue más una leyenda que un personaje histórico, se la considera como la primera mujer nativa del Paraguay que se sublevó ante los conquistadores españoles, tomando los lazos de la esclavitud y la explotación como arma para que daría comienzo a las revueltas, que devendría en la libertad del yugo de la Corona Española.

 

«La India Juliana, hija de un cacique, como otras tantas hijas de caciques que se ven sometidas a la explotación servil por parte de los españoles, no tolera más la subordinación de su pueblo ni las afrentas. Al decidirse el Jueves Santo de 1539, tras un conflicto de conciencia del que participaron, invisibles, sus ancestros, sus dioses y su orgullo guaraní, se levanta contra su agresor, el marido español, Nuño de Cabrera, el de las múltiples formas de ensañamiento, el de la cruz y la lengua extraña, el del látigo y la infamia, y lo liquida, cortándole la cabeza. En una de las primeras sublevaciones indígenas al régimen colonial, la India Juliana espera que su pueblo tome partido en esta lucha de sobrevivencia», por la escritora Diana Viveros.

2 – Las Residentas.
Así se denomina genéricamente a las mujeres que sostuvieron al Paraguay durante la Guerra Grande (1865-1870), incluyendo a las llamadas «destinadas», las castigadas por el gobierno del mariscal López, acusadas de presunta traición. Son las que prácticamente reconstruyeron el país luego de la hecatombe, cientos de mujeres que se pusieron una sociedad destrozada para sacar adelante un país, sin saber que años más tarde deberían hacerse nuevamente cargo.

3 – Elisa Alicia Lynch.
Aunque irlandesa de nacimiento, la gran compañera del mariscal Francisco Solano López dejó su marca desde que llegó al Paraguay, en 1854, y se quedó hasta el final de la Guerra, acompañando a su hombre y a todos los combatientes.

 

Admirada y denostada a la vez, revolucionó las costumbres de la época e introdujo aires nuevos en el provinciano modo de ser del Paraguay de los López. Fue quizás, la impulsora de los grandes cambios sociales que posicionaría al país, en su momento, como una potencia en Sudamérica

4 – Adela y Celsa Speratti.
Nacidas en 1865 (Adela) y 1868 (Celsa), en Barrero Grande (hoy Eusebio Ayala), ambas hermanas son consideradas próceres de la educación en el Paraguay. Sus métodos y su pasión no pasaron desapercibidos, y son el ejemplo de educación que mantienen vigencia hasta hoy.

 

Organizaron la educación pública de las mujeres y fundaron la Escuela Graduada de Niñas, la Escuela Normal de Maestras y la Escuela Normal de Profesoras.

 

5 – Serafina Dávalos.
Nacida en Ajos (hoy Coronel Oviedo), en 1883, se unió a las hermanas Speratti en la lucha por la educación pública de mujeres, exigiendo la creación de la Escuela Normal de Maestras, en 1896.

 

Fue la primera mujer en obtener un título de doctora en Derecho, en 1907, con su tesis «Humanismo», en donde reivindica ser mujer, estudiante y amante de su patria y reclama la plena participación cívica y política de las mujeres en el destino del Paraguay. Es considerada la gran pionera del feminismo y de los derechos de las mujeres en el país.

 

6 – Branislava Susnik.
Nacida en Mendove (entonces Yogusloavia, hoy Eslovenia, en 1920), llegó en 1951 al Paraguay, convocada por el doctor Andrés Barbero, es considerada una de las máximas figuras de la antropología en nuestro país.

 

Doctora en etnohistoria y lingüística, en historia y arqueología, fue directora del Museo Etnográfico. Sus valiosos trabajos permitieron conocer a fondo la realidad y la cultura de los pueblos originarios del Paraguay.

 

7 – Enfermeras del Chaco.
Cumplieron un rol humanitario esencial, poniendo en riesgo sus propias vidas para salvar las de los combatientes heridos durante la Guerra del Chaco entre Paraguay y Bolivia (1932-1935).

 

Hicieron su trabajo en condiciones sumamente precarias y muchas nunca regresaron a sus hogares.

 

8 – Josefina Plá.
Nacida en las Islas Canarias, en 1909, llegó al Paraguay en 1926, como compañera del artista paraguayo Andrés Campos Cervera (Julián de la Herrería). Fue periodista, escritora, artista plástica y educadora ejemplar, que iluminó a varias generaciones de creadores paraguayos. Fue la primera jefa de redacción de varios diarios paraguayos.

 

Falleció en 1999, dejando varios libros publicados con poesías, cuentos, teatro, ensayos e historia social.

 

9 – Carmen Casco de Lara Castro.
Apodada cariñosamente como «Ña Coca», nació en Concepción, en 1918. Fue una de las más grandes luchadoras a favor de los derechos humanos durante la dictadura stronista, creadora de la Asociación Cultural de Amparo a la Mujer, en el año 1962, y fundadora de la Comisión Paraguaya de los Derechos Humanos, en 1967.

Soportó persecuciones, pero nunca se doblegó.

10 – Berta Rojas.
Nació en Asunción, en el año 1966, y es considerada en la actualidad como una referencia en guitarra en todo el mundo. Ha desarrollado su faceta docente comenzando en el año 2002, hasta el año 2007, como Profesora de Guitarra en el Levine School of Music​ en Washington DC, luego, desde el año 2007 hasta el año 2012, se desempeñó como Profesora de Guitarra en la Universidad George Washington, también en la ciudad de Washington, en Estados Unidos.

 

Recientemente, se ha incorporado al plantel docente del Berklee College of Music como Profesora Asociada, compartiendo sus conocimientos y amor hacia la música con un grupo selecto de jóvenes guitarristas que provienen de distintas partes del mundo.

 

Su influencia en la música ha trascendido fronteras, siendo ampliamente reconocida en Estados Unido, Gran Bretaña, Australia, y demás países europeos.

 

Como mencionamos, solo nos enfocamos en 10 representantes, pero la lista es de cientos. Y sería interminable si pudiéramos conocer a esas mujeres anónimas, que día a día hacen esfuerzos inexplicables, destilan creatividad, y marcan a quienes la rodean, dando lo mejor de sí.

Tags:

About the Author

The Author has not yet added any info about himself