X

Latest News

¿Cómo reducir el estrés familiar?

Hoy es imposible pensar nuestra vida sin el ritmo agotador que imponen los horarios laborales, las calles atascadas de autos para ir y venir a cualquier lugar, el colegio y las actividades extra curriculares de nuestros hijos, la atención demandante de las personas mayores, y la casi obligación de hacer cursos para mantenerte actualizado y competente, sin descuidar el tiempo para hacer ejercicio.

Todo este cóctel atenta contra nuestro equilibrio emocional, y nos van desgastando, al punto que terminamos por reaccionar mal con las personas equivocadas, hablándoles mal, o diciendo cosas que no deberíamos.

Por eso, el manejo del estrés es casi una obligación para cada uno de nosotros, y casualmente, nuestro hogar es el mejor lugar para empezar.

En este artículo te vamos a compartir algunas ideas para empezar a mejorar las cosas en casa, y que el tiempo familiar realmente sea para disfrutar. 

Lo primero que debemos hacer es definir qué es el estrés, ya que puede que confundamos una enfermedad con un desgaste emocional, y de esta manera no lograríamos ningún resultado más que empeorar la situación.

El estrés puede definirse como un conjunto de reacciones fisiológicas que se presentan cuando una persona sufre un estado de tensión nerviosa, producto de diversas situaciones en el ámbito laboral o personal: exceso de trabajo, ansiedad, situaciones traumáticas que se hayan vivido, etc.

Existen varios tipos de estrés

Estrés normal: las reacciones fisiológicas que se dan en nuestro organismo ante determinadas situaciones y que se definen como estrés en realidad son normales, en cierta medida. Un poco de estrés y ansiedad nos puede ayudar a afrontar y superar algunas situaciones difíciles.

Estrés patológico: cuando el estrés se presenta de modo intenso por periodos prolongados, es muy probable que cause problemas físicos y psicológicos, transformándose en un estrés crónico y nocivo que puede provocar crisis de llanto, depresión, y diversas afecciones físicas.

Estrés post-traumático: es aquel que se presenta después de que una persona ha vivido algún tipo de suceso aterrador, como puede ser un accidente de tráfico o un desastre natural. A consecuencia de estos traumas, la persona tiene pensamientos aterradores con frecuencia, relacionados con la situación que vivió. Este tipo de estrés puede aparecer en personas de todas las edades, pero los niños son particularmente propensos a sufrirlo.

Estrés laboral: se le llama estrés laboral a un conjunto de reacciones nocivas, emocionales y físicas, que se producen cuando las exigencias en el ámbito laboral superan los recursos, las capacidades y/o las necesidades del trabajador. Según un estudio llevado a cabo por la OMS, el 28% de los trabajadores europeos sufre estrés laboral, y el 20% padece el síndrome llamado “burnout”.

Ahora que tenemos una idea general, pasamos al momento práctico, y al implementar algunos de estos consejos, facilitarás la convivencia en tu hogar, y por la tanto, estarás en camino a reducir el estrés:

1 – Aprendé a ponerte en el lugar de tus hijos, sin subestimarlos por ser “pequeños. Ellos notan tu rechazo, y eso genera distancia, lo que lleva a una relación de tensión permanente. 

2 – Tus hijos también padecen estrés, y tu debes interpretar los signos que ellos dan. Algunos pequeños lo interiorizan, otros lo somatizan en enfermedades, en algunos casos hay señales de violencia, hiperactividad o falta de sueño. Al comprenderlos y acompañarlos, ayudarás a mejorar el ambiente del hogar. 

3 – El exceso de actividades de tus hijos no es una buena idea. Permite que en su día a día haya espacio para jugar, para estar al aire libre. Si ellos reducen su velocidad, vos también lo vas a lograr. 

4 – No reprimas las frustraciones del niños, enseñales a hablar de lo que les pasa, y procurá contarles parte de tus cosas, para hacerlos parte, pero con cuidado, para no transferir tus problemas en ellos. 

5 – La dieta familiar debe ser acorde. Las comidas rápidas crear relaciones débiles, y no solo a nivel salud. Al menos una de las comidas del día debe ser compartida por todos. Durante ese tiempo evita las distracciones como la TV, los celulares y todo lo que impida la comunicación. 

6 – El orden y la limpieza es el punto de partida. A nadie le gusta llegar a una casa donde las cosas están tiradas. Hagan el ejercicio como familia de acomodar y mantener ordenada la casa. Esto es una buena forma de educar a tus hijos, y de compartir tiempo en familia. 

7 – Cultiven la risa. Un buen juego de mesa, una película de comedia en familia, o algo que puedan hacer todos siempre dará como resultado anécdotas, y sin dudas que la risa es la mejor forma de eliminar las tensiones.

Ahora si, ya sabés que es el estrés, y tenés algunas herramientas para empezar a poner en práctica.

¿Comenzamos hoy mismo?


Fuentes:
. Family Doctor Organization – “Cómo manejar el estrés diario” –
https://es.familydoctor.org/estres-como-afrontar-mejor-los-retos-de-la-vida/
. American Academy of Family Physicians – Managing daily stress – https://familydoctor.org/stress-how-to-cope-better-with-lifes-challenges 
. Medline Plus España – Manejo del estrés – https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001942.htm
. American Psychological Association  – Recomendaciones para manejar el estrés – https://www.apa.org/centrodeapoyo/festiva

Tags:

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *