X

Latest News

Ventajas de la lactancia

Partamos de este punto: La leche materna = sólo ventajas.

El momento en el que tienes un contacto piel con piel con tu recién nacido, tu cuerpo experimenta una subida rápida de los niveles de oxitocina. Conocida como «la hormona del amor» o «la hormona de las caricias», esta hormona también se libera cada vez que tu bebé succiona el pezón durante una toma.

Si el bebé se agarra desde muy pronto y con frecuencia, esto ayudará a que tu útero (matriz) se contraiga y fomentará la «tercera fase» del parto: la expulsión de la placenta. De ese modo, se evitará que pierdas demasiada sangre.

El profesor Peter Hartmann, reconocido experto en lactancia, que trabaja en la Universidad de Australia Occidental explica: «Cuando una madre da el pecho, su útero se contrae de un modo más rápido que el de una madre que no lo hace. En el pasado, cuando una mujer sufría una hemorragia, los médicos colocaban al bebé sobre el pecho lo antes posible para estimular esta contracción»

En los días posteriores al parto, la oxitocina que produce el cuerpo durante la lactancia te ayuda a evitar más pérdidas de sangre, por lo que es menos probable que sufras una anemia ferropénica.

La oxitocina también tiene un efecto antidepresivo. Un estudio demostró que las madres que tenían mayores niveles de esta hormona padecían menos síntomas asociados a la ansiedad y la depresión.De hecho, mientras sigas dando el pecho, la oxitocina te ayudará a sentirte calmada, reducir el estrés y la presión sanguínea, e incluso aumentará tu umbral del dolor.

Cuanto más tiempo mantengas la lactancia, mayores serán los beneficios para la salud de los que disfrutarás.

Señala el profesor. «La lactancia reduce el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca y diabetes de tipo 2 a lo largo de la vida. Cada mes extra que des el pecho también reducirá el riesgo de que sufras diferentes tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de mama, ovarios y útero».

La leche materna: el alimento más práctico

Aunque puede ser agotador durante las primeras semanas, una vez que tanto tú como tu bebé hayáis cogido práctica con la lactancia, la comodidad se convierte en un beneficio enorme.

Puedes alimentar a tu bebé en cualquier momento y con un esfuerzo mínimo. No hace falta hervir, mezclar, enfriar y desinfectar: tan solo tienes que abrir el sujetador y dar el pecho.

No tendrás que acordarte de llevar contigo toda la parafernalia asociada a la alimentación con leche de fórmula cada vez que salgas de casa. Esto supone una gran ventaja cuando ya vas cargada con pañales, ropa de cambio, toallitas y otros productos básicos.

Dormirás más si das el pecho

Cuando tu bebé se despierta para tomar leche por la noche (como hacen la mayoría de bebés, tanto si toman el pecho como si se alimentan con biberón), la lactancia suele ser el método más rápido y sencillo de alimentarlo. ¡Lo puedes hacer incluso tumbada! Y la oxitocina y el resto de hormonas liberadas mientras das el pecho deberían ayudaros a ambos a dormiros de nuevo rápidamente después de la toma.

Si das el pecho, puede que incluso duermas más que si le dieses leche de fórmula o practicases una alimentación combinada.

Un estudio estableció una diferencia de entre 40 y 45 minutos de tiempo de sueño extra por noche. Con el paso del tiempo, esto supone una cantidad de horas muy valiosa, lo que puede tener un gran impacto en tu bienestar.

Ahora, veamos cuales son las 6 principales ventajas para el bebé con este proceso:

. Reduce la mortalidad infantil:
Los niños que reciben lactancia materna durante los primeros seis meses de vida tienen 14 veces más posibilidades de sobrevivir que los que no la han recibido. Empezar a amamantar al niño desde su primer día de vida reduce la mortalidad del recién nacido en un 45 por ciento.

. Protege al bebé contra numerosas enfermedades:
La lactancia materna es la primera inmunización del bebé, especialmente en lugares donde la leche en polvo es cara y corre el riesgo de contaminarse con agua de poca calidad”.
La leche materna contiene anticuerpos especiales que refuerzan el sistema inmunológico del bebé y le protegen contra infecciones respiratorias, gripe, asma, eccema crónico, infecciones de oído, diarreas, alergias  y otras enfermedades.

. Evita el estreñimiento y es fácil de digerir  por el intestino inmaduro del recién nacido.

. Ayuda a prevenir la obesidad del bebé y futuras enfermedades crónicas.

. Facilita el vínculo con la madre.

. Disminuye el riesgo de muerte súbita del lactante, tanto si es lactancia exclusiva como mixta.

Con todo lo descrito, queda muy claro que las ventajas de amamantar son impresionantes. Aun así, es importante que durante el primer año mantengas una comunicación fluida con tu pediatra de confianza, así como asesores en lactancia y especialistas.

Si tenes dudas, si notas malestar en tu bebé o molestias, consultá con los especialistas, para descartar cualquier complicación.

Fuentes:
. Benefits of breastfeeding – U.S. National Library of Medicine – https://bit.ly/39TnCQx
. Beneficios de la lactancia – UNICEF – https://uni.cf/2PmKkan
. Ventajas de la lactancia materna – Ministerio de Salud de La Rioja, Argentina – https://bit.ly/3kagUKG
. 8 Beneficios de la leche materna para el bebé – Bolivia, Ministerio de Salud – https://bit.ly/30oN0KG

Tags:

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *