X

Latest News

¿Qué hacer en caso de padecer hipotiroidismo?

Cuando hablamos de hipotiroidismo, nos referimos a una afección que por lo general es causada por enfermedades autoinmunes, donde la glándula tiroide se encuentra incapacitada para producir suficientes hormonas tiroideas y vertirlas a la sangre. Dicho de un modo más sencillo, la hipotiroidismo es la ausencia, total o parcial, de hormonas tiroideas en la sangre.

Partiendo de lo antes mencionado, vamos a desarrollar de forma breve algunas cuestiones que nos darán un entendimiento mayor de esta afección. Lo primero que necesitamos conocer es donde surge la afección. La tiroides es una glándula, que se encuentra en la zona frontal del cuello, y tiene forma de mariposa. Su trabajo es formar hormonas tiroideas, volcarlas al torrente sanguíneo y asegurarse de que todos los tejidos del cuerpo las reciban, ya que estas son las que ayudan al cuerpo a utilizar energía, mantener la temperatura corporal, y a que el cerebro, el corazón, los músculos y cada órgano, funcione normalmente.

Conociendo las funciones, podemos adentrarnos en cuales son los síntomas que se presentan. Al no contar con las suficientes hormonas, las células, y los órganos se ven afectados, comenzando un proceso de ralentización que provoca fatiga crónica, frío, piel reseca, tiende a olvidarse de cosas sencillas, se siente deprimido y existe estreñimiento progresivo, cada vez más notorio. Como la visualización es muy variada y amplia, la forma más certera de diagnóstico es un análisis de sangre.

Un aspecto muy importante es asimilar y ser consciente de este padecimiento, e informar a familiares directos, al médico y en caso de que sea necesario, al farmacéutico donde compre sus medicamentos. En el caso de los familiares, alertarlos es una forma de incentivarlos a realizarse controles, mientras que en el lado médico, es importante en caso de tener que llevar adelante otros tratamientos, para evitar cuadros que empeoren el cuadro de hipotiroidismo.

¿Cómo surge, cuáles son las causas?

No hay un disparador único, aunque sí existen aquellos que son comunes, y otros que son sumamente extraños. A continuación mencionaremos todos, pero solo nos centraremos en explicar el primero, que es la forma más común. Las causas son: Enfermedad autoinmune, extirpación total/parcial de la glándula, tratamientos radioactivos, hipotiroidismo congénito, tiroditis, medicamentos, exceso o ausencia de yodo, hipófisis y trastornos infiltrativos raros de la tiroides.

Como ya dijimos, de los anteriores, el origen más común son las enfermedades autoinmunes. En ciertos casos, algunas personas desarrollan anticuerpos que «confunden» la presencia de células tiroideas con agentes invasores, y las atacan, dando como resultado una insuficiencia en la cantidad que el cuerpo necesita de estas. Esto es más común en mujeres que en hombres, y puede iniciar de forma repentina, o con el paso de los años. Dentro de esta clasificación, las dos formas que más se repiten son la Tiroditis de Hashimoto y la Tiroditis Atrófica.

¿Hay cura; como se trata el hipotiroidismo?

En este punto, al día de hoy, no existe una cura definitiva, por lo que las personas que padecen esta afección deberán convivir de por vida con ella. Lo que sí existen son reguladores, que permiten llevar una vida normal dentro de las posibilidades que esta afección provoca. La forma de tratamiento es con Tiroxina (T4), que se encarga de reemplazar la cantidad de hormonas que ya no puede producir el cuerpo, devolviendo el THS y T4 a niveles normales.

Todos los pacientes, excepto aquellos con Mixedema Severo, podrán tratarse de forma ambulatoria, y en los casos donde, aun con el T4 la persona no se sienta bien, suele ser muy útil añadir T3(Cytomel).

La medicina actual permite convivir con la enfermedad, y desarrollar las tareas cotidianas de forma perfectamente normal. La mejor decisión siempre será la prevención, el conocimiento, y el respeto por el tratamiento, dando como resultado una vida plena.

Fuente:
. Hypothyroidism (Underactive) – AMERICAN THYROID ASSOCIATION – https://www.thyroid.org/hypothyroidism/

Tags:

About the Author

The Author has not yet added any info about himself

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *