X

Latest News

Cáncer de Mama

Si bien es un tema que ha cobrado una gran relevancia, es bueno recordar de qué hablamos cuando nos referimos a esta afección, y en base a ello, cuáles son sus señales, cómo se diagnostica, y cuales son las formas de tratamiento. 

El cáncer de seno (mama) se origina cuando las células mamarias comienzan a crecer sin control. Las células cancerosas del seno normalmente forman un tumor que a menudo se puede observar en una radiografía o se puede palpar como una masa o bulto. El cáncer de seno ocurre casi exclusivamente en las mujeres, pero los hombres también lo pueden padecer.

Es importante que sepa que la mayoría de los bultos en los senos son benignos y no cancerosos (malignos). Los tumores no cancerosos de los senos (benignos) son crecimientos anormales, pero no se propagan fuera de los senos. Estos tumores no representan un peligro para la vida, aunque algunos tipos de bultos benignos pueden aumentar el riesgo de una mujer de padecer cáncer de seno. Cualquier bulto o cambio en el seno debe ser examinado por un profesional de atención médica para saber si es benigno o maligno (cáncer), y si podría afectar su riesgo futuro de padecer cáncer.

Los cánceres de seno pueden originarse en diferentes partes del seno.

– La mayoría de los cánceres de seno comienza en los conductos que llevan la leche hacia el pezón (cánceres ductales)

– Algunos cánceres se originan en las glándulas que producen leche (cánceres lobulillares)

– También hay otros tipos de cáncer de seno que son menos comunes como el tumor filodes y el angiosarcoma

– Un pequeño número de cánceres comienzan en otros tejidos del seno. A estos cánceres se les llama sarcomas y linfomas, y en realidad no se consideran cánceres de seno.

Algunas señales de advertencia del cáncer de mama son:

– Un bulto nuevo en la mama o la axila (debajo del brazo).
– Aumento del grosor o hinchazón de una parte de la mama.
– Irritación o hundimientos en la piel de la mama.
– Enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama.
– Hundimiento del pezón o dolor en esa zona.
– Secreción del pezón, que no sea leche, incluso de sangre.
– Cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama.
– Dolor en cualquier parte de la mama.

Tenga en cuenta que estos signos de advertencia pueden darse con otras afecciones que no son cáncer.

Una vez que hemos identificado una posible anomalía, vendrá la etapa de análisis, para eliminar cualquier clase de duda al respecto, y determinar de que se trata. 

En caso de que el diagnóstico nos dé positivo, entraremos en la etapa de tratamiento, y por lo general, se divide por tipo, y por el avance que posea, así es que podemos reconocer cinco categorías. 

Etapa 0

La etapa 0 significa que el cáncer está limitado al interior del conducto de leche y es cáncer no invasivo. Los métodos de tratamiento para estos tumores de seno no invasivos a menudo son diferentes del tratamiento para el cáncer de seno invasivo. Los tumores del seno en etapa 0 incluyen el carcinoma ductal in situ (DCIS).

El carcinoma lobulillar in situ (LCIS) solía clasificarse como etapa 0, pero esto ha cambiado, ya que no se trata de cáncer, pero indica un mayor riesgo de cáncer de seno. Para más información sobre el LCIS, consulte Afecciones no cancerosas de los senos.

Etapas I a III

El tratamiento para el cáncer de seno en las etapas I a III generalmente incluye radioterapia y cirugía, a menudo con quimioterapia u otros tratamientos con medicamentos antes o después de la cirugía.

. Etapa I: estos cánceres de seno aún son relativamente pequeños y no se han propagado a los ganglios linfáticos (N0) o existe solo un área diminuta de propagación del cáncer en el ganglio linfático centinela (el primer ganglio linfático a donde probablemente se propagó el cáncer).

. Etapa II: estos cánceres de seno son más grandes que los cánceres en etapas I y/o se han propagado a unos pocos ganglios linfáticos adyacentes.

. Etapa III: estos tumores son más grandes o están creciendo hacia los tejidos adyacentes (la piel sobre el seno o el músculo que está debajo), o se han propagado a muchos ganglios linfáticos adyacentes.

. Etapa IV (cáncer de seno con metástasis) Los cánceres en etapa IV se han propagado más allá del seno y los ganglios linfáticos adyacentes hasta alcanzar otras partes del cuerpo. Por lo general, el tratamiento para el cáncer de seno en etapa IV consiste en terapia sistémica (medicamento).

Recomendaciones post tratamiento.

Cuando todo ha terminado, la cita de seguimiento médico es un momento de tensión que puede interrumpir la normalidad que poco a poco habías alcanzado. La ansiedad, los recuerdos y los miedos dormidos se “despiertan”, y el fantasma de la recaída puede volver a estar presente. Estas reacciones son normales y se suelen disipar una vez recibidos los resultados, aunque en muchos casos siempre existe un “poso” de ansiedad y preocupación con el que tendrás que aprender a convivir.

Si las pruebas realizadas detectan alguna anormalidad, es comprensible que persista el miedo y la ansiedad. En cualquier caso, y dado que hoy día cada vez los resultados de los tratamientos del cáncer de mama son mejores, tenemos muchos motivos para ser optimistas.

De cara al momento de la revisión, te recomendamos:

. Sigue los controles médicos. Es muy importante que no te saltes las revisiones, no sólo al principio, sino incluso aunque hayan pasado unos años.

. No tomes ningún tratamiento o medicación por tu cuenta, sin consultar con tu médico u oncólogo.

. Haz los ejercicios de prevención o tratamiento del linfedema.

. Comparte tus preocupaciones y miedos con todos aquellos que están más cerca de ti.

. Continúa con tu vida. No dejes que la enfermedad se convierta en el centro de tu vida. Si no hay razones médicas que indiquen lo contrario, te sugerimos que continúes haciendo todo lo que antes acostumbrabas a hacer o lo que hayas decidido hacer en tu vida de acuerdo con tus nuevas prioridades.

. Consulta con tu médico cualquier síntoma nuevo o variación respecto a tu enfermedad.

Recuerda que es normal acudir a las revisiones con miedo y preocupación. Es probable que a medida que pase el tiempo y vayas viendo que todo va bien, vayas sintiendo menos temor ante esta situación.

Si no te sientes capaz de afrontar las revisiones, si notas que cada vez te cuesta más acudir y te afecta en gran medida, solicita ayuda a un psicólogo especialista en cáncer.


Referencias:
. What Are the Symptoms of Breast Cancer? – Division of Cancer Prevention and Control, Centers for Disease Control and Prevention –
https://www.cdc.gov/cancer/breast/basic_info/symptoms.htm
. Cáncer de mama – Mayo Foundation for Medical Education and Research –
https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/breast-cancer/symptoms-causes/syc-20352470
. Seguimiento y revisiones después del cancer de mama – Asociación Española Contra el Cáncer –
https://www.aecc.es/es/todo-sobre-cancer/tipos-cancer/cancer-mama/seguimiento-revisiones-despues-cancer-mama

Tags:

One Comment

  1. Gala Says :
    Posted on 8 enero, 2020 at 6:29 pm

    Buenísimo el post. Reciba un cordial saludo.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *